LA SOLTERONA Y LA MECÁNICA PARDA

Image

Marimandi, la solterona del montón habla hoy de las nuevas relaciones que se generan con la soltería, en este caso con la mecánica. La vuelta a la soledad, no sólo incide directamente en tus relaciones sociales, en tus relaciones con el sexo contrario o contigo misma, sino también en el conocimiento de nuevas facetas que tenías o desconocidas o simplemente abandonadas. Y tú que has tenido novio desde tiempos inmemorables te plantas con un coche del que conoces de manera tímida y cuyo “rodaje” más intensivo ha sido cambiarle el ambientador. Y ahí te plantas con una máquina que debe mantenerse y que antes era independiente, ella sola se lo hacia todo antes… pues no.

 Antes el otro se encargada de tener al día los niveles de aceite, agua, anticongelante.. Antes el abría el capó y entendía a la perfección el sonido de tu coche mientras tu pasabas la gamuza por el salpicadero, como sintiéndote en paz con tu vehículo utilitario mientras el susodicho sacaba todos los testigos para comprobar que la carroza de la amada iba a la perfección. Ahora ni eres amada ni tu coche parece un carroza, tiene un soniquete que sólo los miembros de la especie masculina son capaces de reconocer, uiii ese ventilador… y te vuelves loca averiguando cual es el kilometraje para el cambio del maldito aceite que va de la mano con el cambio de filtros y no se que,.. total que la broma te sale un ojo de la cara y su respuesta hubiera sido.. yo eso con dos duros te lo hacía. Pero no estas…. Y acabas entendiendo que la soltería repercutirá de manera negativa en tu bolsillo en cuanto a lo de tornillos y juntas de culata se refiere.

 

También te das cuenta que todo ha cambiado cuando, tú estupenda de la muerte, arrastras tu carro por IKEA convencida del cambio que darás en tu vida a golpe de redecoración. Que si un nuevo espejo, un nuevo perchero, un par de cuadros, algún armario y alguna cajonera de esas que son todo glamour.. y todo ello acompañada por tus amigas que tienen las mismas nociones espaciales que tú y piensan que el coche es desmontable porque todo cabe, vaya a ser, todo ello pillando como referencia las maletas del verano que entraban al milímetro como si de un tetris se tratara. Y cuando ya está todo en el coche, con las miles de bolsas diseminadas por las rodillas, espalda, cartucheras y piernas como si te fueras de casa sin mirar atrás se produce el camino de vuelta hablando de la ubicación de todo lo que has adquirido.

Y cuando todo está en casa, embalado, te das cuenta que no tienes ni un destornillador, que la llave allen no es un ejercicio de karate y que tus conocimientos de tecnología I solo te permiten hacer funcionar una bombilla con una pila de petaca. Y ahí perdida en la jungla del bricolaje te pones como Juana de Arco y te haces con un destornillador eléctrico, que encima es una cucada, y te atreves con los muebles. Y chica estupendos pero los cuadros, los espejos, las estanterías… ya son otro cantar que para eso hay que usar nivel, taladro y una maravillosa aptitud con las líneas rectas y gracias a la falta de esta tienes a medias el vinilo de tu habitación.

 Y al final terminas por caer en la tentación de los mejores amigos y a cambio de un desayuno sucumbes ante el olfato masculino que les permite golpear el martillo sin temer por la vida de sus dedos. Y la vida de soltera es muy dura y más si tienes cerca una lavadora que escupe el agua sin tu consentimiento, una estantería en la cocina que parece ser la cima de no sé que pico y que no te permite llegar a la olla express a no ser que parezcas chicho terremoto con menos peso y menos entrecejo. Y suma y sigue por que el baño ha empezado a gotear de manera sistemática, todo para matarte los nervios y el sofá ha decidido mostrar su descontento con tu postura a lo indio a través de un muelle que ha pedido la independencia del resto.

 

Chicas asumirlo ellos son maravillosos, sobre todo, cuando son capaces de hablarle con un mimo inusitado a nuestros coches y reconocer a la primera que sufren del ventilador. Un olfato que no poseían cuando a la semana y media de estar con una gripe de caballo te dan un beso en la frente y te dicen.. Abrígate que estas pillando frio… será que el reguero de mocos, pañuelos y el olor a vicksvaporuuu es una artimaña para estar más sexis en la cama. No hay nada que hacer, es algo inherente al género, que si no llevas dos tornillos en el cuello cual frankenstein pierdes un valor sustancial…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s