APADRINA UNA SOLTERA…

Image

Me gustaría saber quién ha pedido por mí a los Reyes Magos un padre adoptivo que me lleve por el camino de la vitalidad y el optimismo… Lo digo porque siento que los deseos se tornen frustraciones porque yo hago lo que me da la real gana. Empieza Apadrina una Soltera por Marimandi, una solterona del montón.

La navidad entiendo que trastoque la vida de las personas y que por arte de magia el oro de Melchor se torne en un cheque en blanco de ayuda a domicilio, sin solicitud previa. El incienso y la mirra lo dejamos para otro momento no vayamos a ser egoístas… Y es que claro, llegan los propósitos anuales y yo creo que uno de ellos va vinculado con salvar a la pobre soltera que queda entre todas nosotras… Todo esto recordando la escena de Titanic y la protagonista agarrada a un trozo de madera sobreviviendo a la frialdad del mundo compromiso. “Estate bien, disfruta, desmelénate, chica que suertuda, que bien te sienta”… Maravillosa retahíla de paños calientes que siempre se realiza desde el púlpito de la suficiencia que no autosuficiencia.

Y el trabajo personal, ese del que muchas hablan, se convierte en yoga para todos en boca de alguna que otra benefactora que te destaca la importancia de crecer… Acaso se piensa que yo pasaré de mi metro y medio mal medido a base de sopapos. Que yo las alturas las prefiero pillar con un tacón y no muy alto que para eso ya están las aves zancudas, esas jóvenes pseudogóticas y sin peinar, con un pantobi como dice la vecina del tercero derecha, y que como me pasa a mi han pedido vergüenza para reyes y sólo les han traído un par de calcetines de algodón.

Entre los consejos varios que los reyes me han ido trayendo está el “no atormentarse”. Éstas practican el intrusismo contra Mario Picazo a golpe de mujer experimentada que no se atormenta que vive en un constante anticiclón amoroso y en un mundo en el que la borrasca no pasa de un rifirrafe tonto para que él acceda a ver “Los Miserables” mientras ella descuenta estrellas en la crítica de “El Hobbit”.

Y ahí llega, en un remanso de paz, el cajón de mierda  abierto y lleno hasta los topes. Viendo que es imposible que tú, cansada de la vida, con un mal maquillaje entres al trapo de animarte a golpe de amiguismo momentáneo, éstas, deciden cambiar de estrategia y como el mismo Napoleón, mueven las tropas como si fueran moscas. Y entonces se ponen en tu sitio, que mi burbuja personal es bien pequeña, pues ala como el metro en hora punta, y ahí las dos, tres, cuatro o cinco estamos viendo mi vida pasar sin un Marcos Serrano ni una familia que apuesta por el incesto como método reproductivo.

Y es ahí donde el desvarío se pone en marcha. La máquina de es culpa suya, menudo elemento, ya se veía venir arranca con el diésel hasta los topes para terminar diciendo este hacía tiempo que te la estaba dando. No sabes si la mano, la murga o la lata. Y ahí, grande, en tu metro y medio mal medido apareces cual basilisco y cortas de raíz una cosa que tú tienes superada, que te cansa, que te aborrece y que simplemente se ha desarrollado porque hoy con las prisas te has dejado de pintarte los ojos, porque la semana que viene serás mujer como cada mes, porque la espada de Damocles profesional vuelve a pender sobre tu cabeza y esta mañana no quedaban galletas integrales en la despensa.

Y gracias a todo eso, te vuelven a recordar la maravillosa experiencia de caminar sola, libre, segura y estupenda… éstas como en un anuncio de compresas, divinas, divinas y más divinas hasta en los peores momentos y tú que llevas el trabajo personal tatuado a fuego para cuando lo mires, respires fuerte, y digas que sí, que esto sirve para algo. Y sigues pensando que tu mundo está parado en un semáforo en rojo perpetuo y todos los demás te adelantan por la derecha, saludando, y diciendo que te esperan en la siguiente parada.

Gracias Reyes Magos por recordarme que sigo siendo esa pringada que en el juego de la oca no para de caer en la casilla de la cárcel y en los dados malignos que te devuelven diez casillas por detrás en el recorrido de la vida. Gracias y miles de gracias.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s