RITUALES

Imagen

Solteras,  ¿habéis ligado y ahora toca llevarlo a casa? Diosss…Marimandi, una solterona del montón habla hoy del ocultamiento de los pequeños rituales femeninos.

Solteras, solteronas o amantes de la condición femenina en solitario habéis ligado y ¿ahora qué? Después de unas cervezas llega la noche de pruebas y como un fórmula 1 a inicios de temporada todo está en el aire a la espera de una primera vuelta. Y esa vuelta de prueba se celebra en tu casa, tu hogar de soltera, ese que arreglas los fines de semana y que un sábado noche es el reducto de la laca, el reinado de las pinturas sobre el lavabo y esos pelos que caen como plumas tras pasarte de manera intensa tu plancha, todo lo necesario, para domar a ese flequillo que hoy tiene ganas de juerga.

 Ligas y ¿qué? Pues te lo llevas a casa que nada más entrar huele a “nenuco”. Maravilloso aroma a infancia que es de lo más sensual cuando te traes a un hombre a casa. Aprovechas el ambiente íntimo y esas velas sobre la mesa para esconder las maravillosas acumulaciones de borretilla por los rincones que ni la escoba, ni la mopa, ni la lejía son capaces de combatir. Y como dice tu madre, ¿ya barres bien? Bajo tu punto de vista los domingos por la mañana, estupendamente, pero el domingo tarde ya se manifiestan los primeros conatos revolucionarios entre el polvo y los pelos de la plancha.

Una cerveza en tu salón, siempre tienes cerveza en la nevera, de esa que tú ni tocas pero que hay que tener por si acaso no vaya a ser que venga alguien… pareces tu abuela que tiene un síndrome de Diógenes avanzado con las pastas de té. Las acumula ya por docenas a la espera de que venga alguien a casa, pero no vale la visita de los domingos de sus nietas, “uiii hijas pues no tengo nada para daros”, todo ello sabiendo tú que la despensa rebosa de galletas a la espera de un ataque nuclear.

 Dos cervezas frías son el preámbulo amoroso a un viaje a la habitación, con una cama llenita de ropa, qué serían las noches de juerga sin una prueba sistemática de modelitos. Modelitos que evidentemente duermen el sueño de los justos sobre tu edredón. Y ahí te afanas en recogerlo todo mientras tu acompañante le da la vena cariñosa y no te deja ser mary poppins sin un poco de azúcar y dos niños repelentes que no quieren recoger.

Los primeros roneos te llevan al cariño y ahí a la lujuria que te hace sudar como Camacho en pleno mes de agosto en mitad de Port Aventura y claroooo. Llega el momento ducha. Una ducha que él no tiene el mínimo problema por compartir y que tú, amante de la logística femenina, deshechas en pro a la diferencia de los gustos ante la temperatura del agua. Y es que tienes tus rituales, desmaquillarte y quedarte blanco nuclear sobre braga de algodón pasada de lavados, ponerte las gafas como una vieja mientras la crema hidratante se seca.

Y si ya te toca exfoliación facial ni te cuento. Te atavías con la pinza del demonio sujetando el pelo, más los ganchos contingentes del flequillo, y te pones esa crema verde con miles de oligoelementos y tierrecilla que pareces una lechuga iceberg con incrustaciones. Y ahí tú estupenda bailando los éxitos con la cara verde, la pinza, la toalla y la mascarilla es el mejor escenario para una apertura fugaz de puerta que puede llevarte a la ruina.

Y que me decís de cuando la visita se alarga. Del amor se come pero también hay que evacuar esa ingesta de mimos. Y no es plan ir al baño, tu princesa, que estas por encima del bien y el mal no consumas dichos actos en público. Unos pudores que él se pasa por la mismísima peineta saliendo de la cama con el gallumbo medio subido rascándose el culo y sin problema ninguno. Y es que cuando la confianza entra en la cama los pudores salen de corrido, a pesar, de seguir fieles a esos pequeños rituales y que todas tenemos.  

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s